Generalizando, podríamos definirlo como el arte de crear, una forma de decoración y de transformar la ficción en realidad.

El concepto de tematizar puede ampliarse mucho considerando la gran variedad de espacios y proyectos. No es lo mismo un bar con decoración “tradicional” que un bar con decoración tematizada. La diferencia se basa en el diseño de sus espacios: el aspecto estético y la energía que transmiten.

La tematización de un local o espacio se crea con profesionalidad, creatividad, ideas nuevas y, especialmente, personalizadas. Consiguiendo con ello proyectos únicos.

Otra forma de definirlo sería como “la capacidad de crear arte”, poniendo en cada proyecto toda nuestra alma. Y, en numerables ocasiones, las palabras sobrarán. Pues la tematización “se crea y se vive”.

Menú